Get Adobe Flash player

Los empresarios piden más liderazgo municipal en turismo

Intenso Día Mundial del Turismo el vivido ayer en la capital. A la reactivación del espectáculo audiovisual nocturno del Alcázar, que el Ayuntamiento ha mantenido parado 20 meses, se unió un mensaje crítico del empresariado hacia las Administraciones, especialmente hacia el Consistorio. A nadie se le escapan los conflictos que ha abierto el edil de Turismo, Pedro García (IU), con este sector este mandato: señaló a los hoteles de la capital por ser caros, acusó a la hostelería de ser «un mundo con mucha explotación [laboral]» o la suspensión del pase nocturno del Alcázar. La Comisión de Turismo y Cultura de CECO hizo llegar ayer a los medios una declaración donde los reproches mayores se los llevó el Consistorio. Así este órgano de la patronal cordobesa lamentó que «los órganos turísticos de la ciudad llevan años en pleno proceso de transformación con cambios importantes que han demorado su pleno rendimiento». Para que quedara claro el destinatario de su dardo, añadieron que la puesta en marcha del nuevo Instituto

Municipal'de Turismo (Imtur) «se ha hecho esperar». Denunciaron, además, que el presupuesto para la promoción de la ciudad y la provincia es «absolutamente insuficiente, teniendo en cuenta el peso de esta actividad en la economía cordobesa». Y afearon a las Administraciones que «la política de planificación, de coordinación entre instituciones y de organización del "producto turístico Córdoba"» está desde hace años en manos de profesionales «voluntariosos, pero con escasos recursos». Pese a esos condicionantes, recordaron que el sector sigue creciendo aquí. A su juicio, eso debería verse como una «alerta que deberíamos atender» de cara a que llegaran contextos más preocupantes que el actual. Mejoras en el espectáculo Por ello, la Comisión de Turismo y Cultura de CECO consideró que es «más necesario que nunca una autoridad, un liderazgo institucional». Y ese papel, a su juicio, le corresponde «ostentarlo» al Ayuntamiento en la capital. La misión del Consistorio, prosiguió este órgano sectorial de la patronal, sería «racionalizar, priorizar, estimular, coordinar o planificar». «En definitiva, debe aunar intereses, en pro de la actividad turística sostenible», dice la patronal, poniendo claramente deberes al edil del ramo. Precisamente ayer el concejal de Turismo logró cerrar uno de los episodios más conflictivos de su gestión. Se produjo el estreno oficial del nuevo espectáculo de agua, luz y sonido del Alcázar. El anterior decidió cerrarlo en enero de 2016, para someterlo a una reforma. Veinte meses le ha llevado volver a «encenderlo». Este producto es importante para el sector dado el problema crónico de la baja estancia media de quienes visitan la ciudad. El Ayuntamiento, pasando de puntillas por la controversia, ha incidido en los cambios introducidos en el «software» (programas informáticos) que mejoran los juegos de agua o en las nuevas tecnologías de imagen que emplea. El espectáculo audiovisual nocturno dura una hora y cuesta 6,50 euros. La entrada para los cordobeses es gratis.